Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2018

Gokú y Vegeta llaman a un niño mexicano con cáncer para agradecerle su apoyo

Imagen
:) El cáncer es una terrible enfermedad que cada año cobra la vida de millones de personas en todo el mundo, a pesar de que existen muchos desarrollos en medicinas y terapias para curarlo, estas sólo son efectivas cuando se ponen en práctica cuando la enfermedad está en sus primeras etapas y aún así se trata de un camino lento y difícil de recorrer debido a los efectos secundarios de la quimioterapia y otros tratamiento. Hoy te presentamos a Luis Ángel, un pequeño que está librando esta difícil batalla y que se ha dado a conocer en toda la red por una imagen que muestra al niño disfrutando de su serie animada favorita "Dragon Ball Z" pero lo más sorprendente es que en su débil estado es capaz de "mandarle su energía" a Gokú el personaje principal de la serie quien le pide a los televidentes que lo ayuden a derrotar el mal. Luis Ángel tiene 7 años y como muchos otros niños es fanático de  Dragon Ball Pero  a diferencia de la mayoría de los c

Falta al trabajo por cuidar a su hijo con cáncer y sus amigos trabajan 3000 horas extras por él…

Imagen
Un pequeño chico que sufría leucemia ha podido retornar a la guardería después de que el hospital le diera el alta médica. Todo esto podría haber sido distinto de no ser por la inestimable ayuda y generosidad de los compañeros de trabajo de su padre, por los cuales este hombre pudo tomarse un año libre para cuidar a su descendiente. Julius Graf celebró su quinto cumpleaños volviendo a su hogar tras semanas de imprescindible quimioterapia. El progenitor de Julius, Andreas, comentó que estará agradecido de por vida a sus colegas que donaron más de 3.000 horas extras para que pudiera ausentarse de sus labores y pudiera encargarse del infante luego de que su madre muriera. Julius tenía tan solo tres años cuando fue diagnosticado con leucemia a principios del pasado año, y el señor Graf, de 36, usó todas sus vacaciones anuales para estar cerca de su hijo en el hospital. Pero cuando el chico se repuso lo suficiente como para regresar a su casa en Fronhausen, Hessen, Alem