10 Primeros síntomas de embarazo


Los primeros signos y síntomas de embarazo pueden surgir antes del retraso de la menstruación, pero pueden ser tan sutiles que solamente las mujeres que están muy atentas a su cuerpo o que están intentando quedar embarazadas pueden notarlo, porque la mayoría de las veces pasan desapercibidos. Los primeros síntomas a los que debe estar atenta son:

  1. Flujo vaginal rosado;
  2. Cólicos e hinchazón abdominal;
  3. Mamas sensibles e hinchadas;
  4. Cansancio fácil;
  5. Aversión a olores fuertes;
  6. Variaciones de humor;
  7. Náuseas, vómitos o salivación excesiva; 
  8. Mareos, sueño y dolor de cabeza;
  9. Aumento de las ganas de orinar;
  10. Espinillas y piel grasosa.
Sin embargo, estos síntomas deben ser tomados en cuenta, especialmente después de que ocurre el retraso menstrual, porque también pueden ser confundidos con el Síndrome premenstrual.

Cómo saber si estoy embarazada

La mejor forma de confirmar si está embarazada o no es realizando una prueba de embarazo, la de farmacia puede realizarse en casa a partir del 1º día que presenta retraso de la menstruación y, la de sangre puede realizarse 10 días después de haber tenido relaciones sexuales dentro del período fértil.

Existen otras causas de retraso menstrual que son comunes además de un embarazo como por ejemplo: estrés, alteraciones hormonales o las pastillas anticonceptivas de uso continuo. 

Síntomas de embarazo a los 7 días

Los primeros síntomas de embarazo típicos durante la primera semana son los más difíciles de identificar, sin embargo, algunas mujeres logran percibir pequeñas diferencias en su cuerpo, estas son:

1. Flujo vaginal de color rosado

Cuando el óvulo es fecundado, puede haber una leve descarga de flujo de color rosado, que es en realidad la descarga normal que la mujer presenta (exceso de mucosidad vaginal) con rastros de sangre causado por la entrada del espermatozoide en el óvulo y su desplazamiento hacia el útero. Esta descarga puede aparecer unos minutos después de la relación o hasta 3 días después del contacto íntimo, período de vida del espermatozoide dentro del cuerpo femenino. A veces, esta descarga sólo se observa cuando la mujer se limpia después de orinar.

2. Cólicos y dolor abdominal

Con el óvulo fecundado existe un aumento del flujo sanguíneo en el área pélvica y, las hormonas femeninas entran en acción para preservar el embrión y continuar con el embarazo. Esto puede causar algunas molestias abdominales que pueden ser reconocidos como cólicos menstruales de intensidad débil a  media. Asimismo, la mujer todavía puede tener una pequeña pérdida de sangre, similar a la menstruación, pero en menor cantidad.
La inflamación del vientre también es uno de los primeros síntomas de embarazo y es causado por las intensas alteraciones pélvicas que se están produciendo, surgiendo con más frecuencia en los primeros 7 días a 2 semanas. El aumento del flujo sanguíneo y la adaptación al crecimiento uterino son los mayores causantes de esta leve hinchazón abdominal, que para algunas puede pasar desapercibido. Alrededor de las 7 semanas de gestación la parte inferior del ombligo comienza a endurecerse.
Los síntomas que empiezan a surgir alrededor de los 15 días de embarazo son algunos de los más típicos, pudiendo mantenerse durante varias semanas:

3. Senos sensibles e inflamados

En las dos primeras semanas de embarazo, la mujer puede notar que sus senos se vuelven más sensibles y esto es debido a la acción de las hormonas que estimulan las glándulas mamarias, preparándola para la lactancia materna. De esta forma, existe también un aumento en el volumen de las mamas, que comienza a tener las glándulas mamarias más desarrolladas para soportar las necesidades del bebé después del nacimiento. 
Además de esto, los pezones también pueden sufrir algunas alteraciones, quedando más sensibles e hinchados, y la areola puede ser más oscura de lo normal por el aumento de flujo sanguíneo en la región. Algunas mujeres pueden incluso sentir mucha incomodidad con el simple roce de la blusa o del sostén.

4. Cansancio fácil

El cansancio es uno de los síntomas más comunes del embarazo que puede estar presente durante toda la gestación, empezando a surgir alrededor de la segunda semana. Es normal que este cansancio vaya aumentando durante las primeras 12 semanas de embarazo, mientras que el cuerpo adapta todo su metabolismo para proporcionar la energía necesaria para el desarrollo del bebé.
Este tipo de cansancio es fácil de identificar cuando la mujer empieza a sentir que las tareas que hacía anteriormente se están volviendo muy exhaustivas, llegando al final del día sin energía o necesitando dormir más de 10 horas por noche para restablecer la energía que gastó.

5. Aversión a olores fuertes

Es muy común que al comienzo del embarazo la mujer tenga aversión a olores fuertes, aunque sean aparentemente agradables como perfume. La mayoría de las embarazadas pueden incluso vomitar después de sentir un olor fuerte como el de la gasolina, el cigarrillo o los productos de limpieza, por ejemplo.
Además de esto, como el olfato está alterado, algunas mujeres también pueden informar de que hay un cambio en el sabor de la comida, el cual se vuelve más intenso, produciendo náuseas.

6. Variaciones de humor

En las dos primeras semanas de embarazo, la mujer podrá notar algunas variaciones de humor, sin causa aparente. Es muy común que la embarazada llore por situaciones que no le harían llorar antes de estar embarazada, y este síntoma podría permanecer durante todo el embarazo.
Esto ocurre porque las fuertes alteraciones hormonales, normales del embarazo, pueden causar un desequilibrio en los niveles de los neurotransmisores, haciendo con que el humor sea más inestable.

Síntomas de embarazo primer mes

Después del primer mes de gestación, además del retraso en la menstruación, muchas mujeres empiezan a tener otros síntomas característicos como:

7. Náuseas, vómitos y salivación

Las náuseas y los vómitos son frecuentes por las mañanas, y estos son los síntomas más conocidos del embarazo, suelen aparecer después de la 6ª semana de gestación y pueden perdurar durante todo el embarazo. El aumento de la saliva puede permanecer durante todo el embarazo.

8. Mareos, sueño y dolor de cabeza

Los mareos y el sueño a deshora son síntomas de embarazo ocasionados por la caída de la presión arterial, la disminución de la glucosa en sangre y de la mala alimentación provocada fundamentalmente por las náuseas y los vómitos frecuentes. Estos síntomas aparecen en las primeras semanas de embarazo, pero tienden a disminuir a partir de la vigésima semana de gestación.
El dolor de cabeza también es común durante el embarazo debido a las alteraciones hormonales, normalmente es leve aunque persistente y muchas veces la mujeres pueden no asociarlo al embarazo. 

9. Aumento de las ganas de orinar

Con el avance del embarazo, el cuerpo de la embarazada necesita producir varias hormonas como la progesterona, para garantizar que el bebé se desarrolla de forma sana. Cuando esto ocurre, los músculos de la vejiga se relajan y, por lo tanto, es más difícil vaciar completamente la orina que está dentro de la vejiga, por lo que la mujer puede sentir más ganas de ir al baño a orinar que antes.

10. Espinillas y piel grasosa

Los cambios hormonales pueden conducir a la aparición o empeoramiento de puntos negros y espinillas, llamados científicamente acné, y es por esto que ya en las primeras semanas de embarazo la mujer puede notar la piel más grasosa, que puede ser controlada con el uso de productos de limpieza de la piel y con una higiene personal adecuada.

Cuándo se puede hacer la prueba de embarazo

La prueba de embarazo que se compra en la farmacia puede ser realizado en el primer día del retraso de la menstruación. Si el resultado da negativo puedes esperar 3 a 5 días más, y si la menstruación continua atrasada puede realizarse una nueva prueba de embarazo. Si el resultado todavía es negativo, se debe evaluar la posibilidad de hacer un examen de sangre ya que es más fidedigno y muestra la cantidad de la hormona Beta hCG que sólo es producida durante la gestación. Este examen puede indicar el resultado Positivo o Negativo e indicar cuántas semanas de gestación tiene:
  • 7 días después de la fertilización: hasta 25 mUI/mL
  • 4 semanas después de la Fecha de la Última Menstruación: 1.000 mUI/mL
  • 5 semanas después de la Fecha de la Última Menstruación: 3.000 mUI/mL
  • 6 semanas después de la Fecha de la Última Menstruación: 6.000 mUI/mL
  • 7 semanas después de la Fecha de la Última Menstruación: 20.000 mUI/mL
  • 8 a 10 después de la Fecha de la Última Menstruación: 100.000 mUI/mL
Sin embargo, si después de 10 días de retraso la prueba de embarazo sigue dando negativa, la mujer no debe estar embarazada, pero debe marcar una consulta con el ginecólogo para verificar la causa de su atraso menstrual.
En caso de embarazo psicológico todos estos síntomas pueden estar presentes y la única forma de comprobar que no existe ningún feto en desarrollo es a través de exámenes. Si la prueba dio negativa en 2 días diferentes y se desea mucho o al contrario se tiene miedo de quedar embarazada, estos síntomas pueden estar presentes.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Buscar este blog