Dra. Adriana Rincón Gallardo 👩🏻‍⚕️
Pediatra Neonatóloga Prolactancia
Consultora de Lactancia Materna - IBCLC

La leche materna ayuda a prevenir el contagio, reducir la gravedad y duración de la infección por COVID -19 si un lactante se enferma, por lo que la lactancia NO DEBE SUSPENDERSE.
🦠 El COVID-19 es una enfermedad, causada por un nuevo coronavirus (2019-nCoV, SARS-CoV-2) identificado por primera vez en Wuhan, China 🇨🇳 y que puede causar una enfermedad respiratoria de leve a grave con fiebre, tos y dificultad respiratoria. 🤒🤧😷
👫 La transmisión principalmente es de persona a persona y a través de objetos en contacto con las gotas que se despiden al estornudar o toser, 🤧 un mecanismo que comparte con otros virus respiratorios, por lo que, como éstos, la lactancia no es la vía habitual de transmisión, incluso aunque el agente vírico haya sido detectado en la leche materna rara vez se traduce en una infección clínica en el niño; sin embargo, la transmisión vertical de COVID 19 aún no se ha descartado.
🤱🏻👶🏻 La leche materna proporciona una adecuada nutrición así como protección inmunológica al lactante, mediante la transferencia de inmunoglobulinas, lactoferrina, lisozima, factor bífido, complemento, neutrófilos, macrófagos, linfocitos, anticuerpos específicos, entre otros; siendo efectiva en el control de las infecciones virales, bacterianas, parasitarias, inclusive contra cándida albicans.
🌏 La UNICEF indica que cualquier madre que se encuentre en una zona de riesgo o con síntomas de COVID-19 y tomando en cuenta los beneficios de la lactancia y la escasa relevancia de la leche materna en el contexto de la transmisión de otros virus respiratorios, la madre puede seguir amamantando a su bebé siempre y cuando tome todas las precauciones necesarias.
🤱🏻 La LIGA DE LA LECHE INTERNACIONAL emitió un comunicado indicando que si la madre se enferma, el bebé ya ha sido expuesto al virus, por lo que el bebé se beneficiará más continuando con la lactancia directa. Interrumpirla podría generar varios problemas:
➡️ Trauma emocional para el bebé o infante lactante,
➡️ Disminución en la producción de leche por la necesidad de realizar extracciones,
➡️ Posterior rechazo al pecho debido a la introducción de biberones,
➡️ Disminución de factores inmunes de protección debido a la interrupción de la lactancia directa, por lo que la leche extraída no es específica para las necesidades del lactante en ese momento particular,
➡️ Aumento del riesgo de contagio para el lactante debido a la falta de apoyo inmunológico que proporciona la lactancia directa,
➡️ Interrumpir la lactancia podría aumentar el riesgo para el infante de enfermarse o hasta de enfermarse gravemente.
⚠️ CONCLUSIONES ⚠️
Tomando en cuenta los múltiples beneficios inmunológicos, si una madre que está amamantando se enferma, es muy importante:
 NO interrumpir la lactancia directa, el contacto piel con piel, ni la técnica de mamá canguro. 🤱🏻
 En casos extremos o graves, si se debe interrumpir la lactancia, se recomienda la extracción de leche para ofrecer al niño en vaso o cuchara limpia. 🥛🥄
 Cualquier persona con sospecha o enferma por COVID-19 deber mantener buenas prácticas de higiene, como el buen lavado de manos y el uso de mascarillas protectoras para evitar la propagación del virus. ✋🏻😷🦠
 La madre enferma deberá llevar mascarilla siempre que esté cerca o amamante al niño, lavarse las manos antes y después de tener contacto o amamantarlo y limpiar o desinfectar superficies que puedan estar contaminadas. 🤱🏻😷
Fuente: UNICEF, OMS, LLL, CDC
📸 De la web